El Museo

El Museo Casa de la Troya recrea la antigua pensión estudiantil inmortalizada por D. Alejandro Pérez Lugín en su novela del mismo título. Ambientada en Santiago de Compostela, retrata la vida estudiantil compostelana de finales del siglo XIX y comienzos del XX.

En la planta baja está la recepción, antigua zona de paso tanto de las personas como de los caballos que bajaban a las cuadras. En el primer piso se encuentra el antiguo salón-comedor, también habilitado como lugar de estudio, y en otra época lugar de ensayo de la Tuna Compostelana; y la sala de respeto, una pequeña estancia empleada durante las visitas de los familiares de los estudiantes.

En el segundo piso están los dormitorios, uno colectivo y otro individual, al cual se tenía derecho si se pagaba una peseta más. Esta habitación la ocupa en la novela el protagonista, Gerardo Roquer.

Casa de la Troya

En el ático se encuentra la cocina, situada en la zona alta de la casa para aprovechar mejor la luz natural del día y facilitar el desalojo rápido del humo de la lareira; además de un pequeño dormitorio, que en la novela pertenecía a Doña Generosa, la patrona.

El sótano, que antiguamente se usaba como cuadra de los caballos, está dedicado a las Tunas Universitarias. Pueden admirarse diversos instrumentos musicales, becas, capas, trofeos, fotografías… de la estudiantina. Se conservan las peculiares escaleras que facilitaban el paso de los caballos, uno de los pocos ejemplos que todavía se mantienen en la ciudad compostelana.

La casa está ambientada con muebles y útiles de la época. La mayor parte del mobiliario fue adquirido por el fundador del museo, Benigno Amor Rodríguez, a la familia de Jacobo Gil Villanueva, rector de la Universidad de Santiago a finales del siglo XIX y que en la novela se refleja en el personaje de Don Servando. Destaca también el instrumental médico cedido por la familia Vaamonde. Asimismo, se conservan fotografías, cuadros y objetos diversos que pertenecieron a algunas de las personas reales que inspiraron a los personajes que aparecen en el libro, como Manuel Casás (Manolito Casás en la novela) o Javier Puig (Javierito Flama).

El museo dispone de una biblioteca histórica, que se compone de ejemplares de distintas ediciones de la novela «La Casa de la Troya», así como de publicaciones de autores relacionados con la obra de Pérez Lugín como Valle-Inclán, Camilo Bargiela, Manuel Casás, Enrique Labarta… y otras de temática compostelana.

Horario de visitas

Abierto del 17 de julio al 12 de septiembre.
Martes a sábado de 11 a 14 h y de 16 a 20 h.
Domingo y lunes cerrado.

Como llegar

Inauguración del Museo Casa de la Troya (1993)